El Rótulo 2.1 Entrevista al Presidente

    Desde estas líneas que inician el primer número digital de nuestra revista “EL RÓTULO”, quiero dirigirme a todos vosotros, queridos miembros de ASERLUZ, para expresaros el honor que supone presidir por segunda vez, ésta ya longeva e histórica asociación empresarial, que acaba de cumplir su cuadragésimo segundo aniversario.

Solo recordaros, que se constituyó en los albores de este fructífero período democrático, incluso antes que la propia CEOE. Allá por el mes de Abril de 1977, un buen puñado de entusiastas empresarios del mundo de la rotulación, decidieron unir sus esfuerzos para defender sus empresas y trabajadores contra una serie de injustas y disparatadas medidas que ponían en peligro la continuidad de las mismas y ante un panorama social y económico agravado por las sucesivas crisis del petróleo y por un cambio político trascendental para España.

Desde que nuestro querido D. Manuel Quirós, que tomó las riendas como primer presidente de ASERLUZ, consiguiendo que su enorme carisma y capacidad de persuasión, revirtiera aquella normativa que restringía los horarios de encendido de los rótulos, han pasado 10 presidentes más, con sus luces y sombras, pues nadie es perfecto. Pero lo importante es que todos ellos, y yo me incluyo, teníamos algo en común, la pasión por esta profesión, a veces denostada y poco reconocida por el conjunto de la sociedad.

Hemos tenido, a lo largo de esta larga trayectoria, al menos tres grandes crisis económicas, la de finales de los 80, por el petróleo, la de 1992/93 dulcificada con los JJOO de Barcelona y la Expo de Sevilla, la de 2001 con las start up, pero sobre todas ellas, la iniciada en el verano de 2007, que generó la mayor mortandad de empresas que ha habido en los últimos cincuenta años.

A pesar de todo ello, nuestro sector ha resistido estas embestidas, con más o menos fortuna. Hay que subrayar la capacidad de supervivencia y la resiliencia que han demostrado nuestros empresarios, consiguiendo mantener a flote un buen número de empresas y que ha servido también para hacerlas más fuertes y resistentes.

Ni que decir tiene que todos nosotros hemos llegado hasta aquí por una buena dosis de sacrificio personal, familiar y profesional, teniendo a nuestro lado a equipos de colaboradores, que han demostrado, no solo su lealtad, sino también su talento y ganas de sacar adelante lo que muchos consideran “su empresa”.

Terminando ya la segunda década de este siglo, el panorama es ciertamente poco alentador, con elevados niveles de incertidumbre en casi todos los aspectos que nos rodean, el político, el económico, el de la inseguridad jurídica y fiscal, el de los valores personales. Esta situación debería hacernos reflexionar y preguntarnos hacia dónde caminamos y cuáles son nuestras verdaderas metas.

Sin embargo, aquí estamos y seguiremos adelante con nuestros sueños, nuestras ilusiones y nuestra pasión por lo que hacemos y amamos. En pocas palabras, por amor al rótulo y todo lo que le rodea.

Gracias a todos por seguir confiando en ésta, vuestra asociación, que tiene que ser el altavoz que necesitamos para conseguir ser más visibles ante la sociedad en general y el baluarte en la defensa de nuestros intereses ante la arbitrariedad de muchos de nuestros gobernantes.

Un cordial abrazo,

Luis Martín.

Presidente de ASERLUZ

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario