Carta del Presidente

Estimados asociados:

Comienza una nueva andadura, en esta nuestra Aserluz, un proceso de regeneración que tiene como objetivo que el asociado sea el primer beneficiado y referente de nuestra Asociación.

A través de mi Presidencia y acompañado de la junta directiva vamos a dar una vuelta de rosca y mejorar a nuestro sector. Vamos a conseguir ser un sector unido, cooperante, ya que tenemos ambiciones comunes y una experiencia que nos ayuda a ser un referente sectorial.

La crisis económica ha atizado a este sector como no lo ha hecho en otros. Nos ha hundido a muchos, a otros los ha ahogado y quedamos los pocos sufridores que hemos aguantado este vendaval no sin esfuerzo, con trabajo y con unas ganas de superarse encomiables. Estos valores son los que nos van a ayudar a salir adelante y conseguir volver a tener las empresas tan productivas y competitivas como teníamos antes.

Como decía antes, saldremos con esfuerzo, con superación pero además con unidad. La unidad es fundamental para que un sector esté reconocido, sea fuerte y representativo. Aserluz debe ser el órgano que regule el sector y consiga el mayor beneficio para sus empresas asociadas.

Aserluz lleva trabajando desde 1977 para conseguir regular un sector y “establecer la defensa de los intereses peculiares en los órdenes profesionales, económicos, tecnológicos y comerciales de los empresarios industriales y comerciantes de rótulos luminosos. Así como velar por el mantenimiento de la producción, el ejercicio de la libre iniciativa empresarial y la adecuada participación de cuantos integran el productivo, dentro todo ello de la necesaria armonía social, a cuya conservación colaborará con máximo empeño, tanto a nivel común de la Asociación como al particular de sus asociados si para ello fuera requerido por alguno de ellos”, según establece sus estatutos.

La base fundamental de nuestro proyecto es que Aserluz entre en un profundo proceso de Renovación. Conseguir una cohesión e interrelación entre todos los asociados y que entre todos podamos conseguir establecer unos criterios que nos beneficien empresarialmente.

En resumen, dignificar una profesión, a la cual personalmente me tiene enganchado y me ha dado mucha satisfacción.

Ángel Rodríguez
Presidente de ASERLUZ